El deep core

El deep core

El deep core está formado principalmente por:
🔸Diafragma
🔸Transverso Abdominal
🔸Suelo pélvico
🔸Multífidos

Éstas musculaturas funcionan en sinergia, es decir que el movimiento de un músculo provoca una reacción refleja en el otro, trabajando así en armonía y cumpliendo funciones importantísimas en nuestro cuerpo:

🔹Es tu corset o faja natural
🔹Tonifica los otros músculos abdominales
🔹Contiene los órganos y las vísceras
🔹Estabiliza la región lumbar y pélvica
🔹Gestiona las presiones intraabdominales
🔹Genera la fuerza de los movimientos del cuerpo
🔹Mantiene la buena postura y alineación del cuerpo
🔹Sostiene nuestra columna
🔹Ayuda a la digestión
🔹Entre otras...

Cuando el deep core está débil, lo primero que suele afectarse es la postura, y al desajustarse nuestro centro de gravedad, comienzan a presentarse alteraciones biomecánicas que generan molestias y dolor, principalmente en espalda y zona del glúteo (la dichosa ciática te suena?), o dificultad para la realización de algún movimiento o actividad física.

✅ EMBARAZO: la importancia de mantener activo el deep core es la clave para poder vivir un embarazo cómodo y sin dolor, en donde tu cuerpo se adapte mejor a sus nuevas dimensiones, permitiendo que puedas mantenerte activa sin lesionarte en el camino. Trabajar estos músculos desde el embarazo definitivamente previene disfunciones como escapes de orina involuntarios o diástasis patológica en el post parto, además que acelerará tu recuperación.

✅ POST PARTO: lo primero a lo que te debes enfocar es a recuperar el tono y la fuerza del deep core para volver a tener **competencia abdominal**, cerrar diástasis y liberar presión sobre el suelo pélvico. Mientras más pronto recuperes las funciones antes mencionadas, más pronto será tu recuperación, pudiendo reincorporarte a tu actividad física de antes del embarazo, sin riesgo a presentar alguna disfunción o lesión.

** chequen el blog de Competencia abdominal


Te sirve esta información? Comenta abajo!

Regresar al blog

Deja un comentario